Compartir:

Editorial N° 81 | Noviembre 2020 La Meditación nos conduce a Despertar la Presencia en la Quietud y recibir sus beneficios. ¿Cómo? Te contamos en la siguiente nota.

Quietud en el Yoga

Hay una dedicación protagónica en el Yoga, hacia la quietud. Se enuncia la definición de Asana como la «postura (en quietud), capaz de sostenerse con comodidad y estabilidad». Asana no es el único elemento de la práctica de Yoga, mas, es uno de sus pilares.

La importancia de la quietud en la práctica radica, en que la quietud del cuerpo, conduce al silencio de la mente, y éste al estado de contemplación.

Ahora bien, la quietud, no es algo que hay que forzar o hacer, sino permitir y disponer para que quede en consciencia.

Es dejar de hacer, para Ser, desde el centro de Sí Mismo, de potencial infinito. De la quietud, surgen las múltiples posibilidades, manifestaciones y movimientos hacia la vida.

La práctica de Yoga y Meditación, favorecen la percepción consciente y testigo del Sí Mismo, centro de la quietud interior.

Despertar la Presencia en la Quietud

Una vez que se hace consciente ese estado interno de quietud, queda despierta la Presencia del Ser.

No es algo que se consigue como una habilidad o una actitud a desarrollar. Más bien es permitir ser lo ya inherente. Es dejar de ofrecer resistencia a lo Divino de Sí Mismo.

La práctica dispone a eliminar los obstáculos que velan lo esencial. Favoreciendo la no identificación con las modificaciones mentales, la no reacción al pasado o futuro.

Quietud que es Presencia potencial, reverberante, plena de vitalidad. Y que conecta indefectiblemente, al aquí y ahora. Donde Existencia, Consciencia y Bienaventuranza, emergen.

Práctica para la Quietud

Despertar la Presencia en la Quietud, puede ser favorecido con la siguiente práctica, si bien no es la única, es una de las que más claramente nos acerca a ese estado natural:

  • Adoptar posición de sentado, con columna erguida.
  • Inhalar profundo, percibir percepciones físicas, emocionales y mentales.
  • Exhalar lento, e integrar los tres aspectos en la consciencia
  • Inhalar, elevar mentón unos 20 grados, llevar coxis hacia atrás
  • Exhalar, bajar mentón a la garganta, y llevar coxis hacia adelante hasta sentir el apoyo del sacro
  • Repetir varias veces, hasta sentir, que la quietud se hace presente.
  • Permanecer con la consciencia en la fontanela y desde allí observar todos los aspectos del Ser
  • Recitar: Aum Shanti Shanti Shantih
  • Compartir los beneficios para tu despertar, el de tu entorno y el de todos los seres sintientes

Práctica guiada

Puedes sumarte al grupo de práctica desde FB LIve Karana Yoga & Astrología o consultar horarios.

Encontrarás material complementario en:

Recibe los beneficios!